Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Como utiliza Consejo Dentistas las cookies

Una cookie es un pequeño fragmento de texto que los sitios web que visitas envían al navegador y que permite que el sitio web recuerde información sobre tu visita, como tu idioma preferido y otras opciones, lo que puede facilitar tu próxima visita y hacer que el sitio te resulte más útil. Las cookies desempeñan un papel muy importante, ya que sin ellas el uso de la Web sería una experiencia mucho más frustrante.

Consejo de Dentistas utiliza cookies con diversos fines, entre los que se incluyen recordar tus preferencias, contar el número de visitas que recibimos para acceder a una página, ayudarte a registrarte en nuestros servicios y proteger tus datos.

Una parte o la totalidad de las cookies identificadas a continuación se pueden almacenar en tu navegador. Puedes ver y administrar cookies en tu navegador (aunque es posible que los navegadores para dispositivos móviles no ofrezcan esta visibilidad).

Revista Dentistas 2º Trimestre 2016 Nº 22

Hazte padrino de la sonrisa y del futuro de un niño

El proyecto que encabeza el Consejo General de Dentistas, junto a Orbit y Aldeas Infantiles SOS, no solo tiene un objetivo humanitario o terapéutico, sino lo que es más importante, pretende concienciara la población de la importancia del cuidado de la salud oral en la infancia y del mantenimiento de sus sonrisas, sean cuales sean las circunstancias sociales que les toque vivir.

La crisis social y económica que ha golpeado sin piedad a este país en estos últimos años no solo ha quebrado las grandes cifras macroeconómicas, sino gran parte de las sonrisas de nuestros niños. La prima de riesgo no solo se ha llevado empleos, sino que ha provocado un aumento de las caries, una disminución de las medidas preventivas y la mutilación de muchas bocas por no poder hacer frente a las obturaciones más elementales, ya que las familias resistían como podían las embestidas del hambre.

Los dentistas, ante esta generosa y excelente iniciativa del Consejo General tenemos una oportunidad, yo diría que la obligación, de colaborar en la consolidación del futuro de nuestra común profesión. Por lo tanto, no se trata de solucionar hoy con medidas heroicas la deficiencias en la boca de unos cuantos niños, sino de cuidar con esmero, la boca de los que dentro de unos años dirigirán a buen seguro, los destinos de este país.

La generosidad y el agradecimiento son dos de los sentimientos universales que han perdurad a través de siglos de civilización y evolución. Los dentistas somos profesionales generosos, implicados en los sentimientos de nuestros pacientes y, en estos últimos años, hemos dado buena muestra  de ello, tratando a muchos seres humanos cuya economía había menguado por la penuria de la crisis.